noti 79

CIUDAD DE MÉXICO | Por: BERNARDINO MÉRIDA Y.

Al menos 250 aspirantes tienen intención de buscar el voto el 4 de junio en el Estado de México, Nayarit, Coahuila y Veracruz; si los electores lo favorecen, Layín podría ser el segundo gobernador por esa vía.

El fenómeno de las candidaturas independientes se disparó en los estados de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz, donde al menos 250 aspirantes han levantado la mano para participar en las elecciones del 4 de junio.

La cifra contrasta con los al menos 500 aspirantes que se registraron en las elecciones de junio de 2016, pero para un total de 12 estados.

En el caso del Estado de México, ocho aspirantes ya obtuvieron su registro para competir por la gubernatura; en Coahuila, de los 42 aspirantes sólo cuatro corresponden a candidatos a la gubernatura, siete para diputados y 31 para ayuntamientos.

En Nayarit, más de 100 personas se capacitaron para registrarse como independientes a diversos cargos, pues el estado apenas este mes inició su proceso electoral, a diferencia de los otros tres, que lo comenzaron el año pasado.

No obstante, quien está más que preparado para recabar las firmas de apoyo a su candidatura al gobierno de Nayarit a partir del 8 de febrero —el resto de los aspirantes ya lo hacen en los demás estados— es el alcalde de San Blas, el que dijo que “robó poquito”.

De conseguir el porcentaje necesario de firmas de ciudadanos inscritos en el padrón electoral que le pide la autoridad electoral, entre otros requisitos, y si el voto lo favorece en las urnas, Hilario Ramírez Villanueva se convertiría en el segundo gobernador en el país que llega por la vía independiente. El primero fue el actual mandatario de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco.

Layín, como se le conoce al alcalde, no ha aceptado públicamente sus intenciones, pero su fiesta de cumpleaños en diciembre pasado pareció ser un abierto acto de precampaña.

Entre los independientes en el Edomex destaca Isidro Pastor, quien hace unos días renunció a su militancia priista y dejó la Secretaría de Desarrollo Metropolitano.

Ya antes había sido expulsado de ese partido pero fue llamado por el gobernador Eruviel Ávila para encabezar esa dependencia. Él fue el creador, en 2004, de la llamada “Marea Roja” e inició el uso de las chamarras rojas en los actos del PRI mexiquense, moda que ahora está vigente en todos los estados.

Otro caso a resaltar es el de María Teresa Castell, una empresaria de 47 años y madre de tres menores, quien está convencida de que el sistema de partidos está agotado.

Afirma que las mujeres deben integrarse y participar  en los sectores político y económico y no permanecer “sentadas o como espectadoras”.

En Coahuila, Fausto Destenave renunció al PRI, donde ocupó varios cargos directivos, y expresó su intención de ser candidato independiente a la alcaldía de Saltillo. Lo mismo hizo el diputado federal Javier Guerrero, pero para lanzarse a la gubernatura.

También, el empresario Luis Horacio Lucho Salinas Valdés, indicó, mediante un video en redes sociales, que quiere ser gobernador por la vía independiente.

En el caso de Veracruz, donde sólo se renovarán alcaldías, se inscribieron 94 aspirantes para 58 de los 212 ayuntamientos. Desde el 7 de enero recolectan firmas para obtener su registro.

El número de aspirantes en cada ayuntamiento varía. Tan sólo en la capital del estado hay siete.

Entre la lista de inscritos en la búsqueda de firmas destacan jóvenes que tienen la inquietud de participar sin siglas partidistas, pero también hay quienes buscan lanzarse pese a que son identificados como integrantes de partidos como PRI, PAN, PRD y hasta el que fuera candidato a la gubernatura por el Partido Cardenista (local), el cual perdió el registro el año pasado, y se apegó al beneficio de esta figura para participar.

Con información de Ángeles Velasco, Karla Méndez, Lourdes López y Alma Gudiño.

Comentarios

comments

 

Tags: ,